37761_370x0

Juli. La población de la ciudad de Juli acató de manera contundente la paralización de 48 horas; en esta ocasión reclamaron la construcción de la planta de tratamiento y la solución del agua potable. Los moradores de los barrios que se ubican en la zona alta de la ciudad de Juli, muestran su preocupación ante la escasez del servicio de agua potable. El barrio Santa Cruz, que en la actualidad es abastecido del líquido elemento con un camión cisterna de parte de la Municipalidad Provincial Chucuito, es el más afectado. Agustín Gutiérrez, presidente del barrio Santa Cruz, cuestionó al ahora autodenominado ‘alcalde de las aguas’, Juan Carlos Aquino, quien en campaña prometió solucionar en dos años el tema del agua.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui