4a

Puno. El coordinador del Centro de Emergencia Mujer (CEM) Puno, Jorge Meneses Aguilar, estimó que 3 de cada 10 casos de violencia familiar corresponden a varones, los cuales lamentablemente no figuran en las estadísticas porque no se atreven a denunciar por culpa del machismo. “Los varones como somos formados desde pequeños con el machismo, se nos hace difícil denunciar que somos víctimas de violencia familiar por vergüenza y miedo… para un hombre es difícil denunciar que su mujer le ha pegado”, dijo.
Esta actitud es muy distinta a la que ha optado la mujer, víctima de violencia familiar, quien hace frontalmente la denuncia porque se ha empoderado y conoce más sus derechos, indicó.
Meneses Aguilar precisó que los varones generalmente son víctimas de violencia psicológica, la cual va seguida de la física.
En cuanto a los grupos de edad, el varón sufre más violencia cuando llega a la tercera edad, en donde el agresor ya no es la esposa sino los hijos.
¿CÓMO AYUDARLOS?
Refirió que debido a su naturaleza machista y desconocimiento de las funciones del CEM, los varones violentados anhelan una institución que los atienda exclusivamente a este sector de la población. “Los varones están mal informados sobre el CEM, aquí atendemos a todas aquellas personas que sufren violencia familiar, pero para ellos es muy difícil ya que quieren una oficina especial”, acotó.
En el CEM se brinda orientación cuando una persona es víctima de violencia.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui