El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, falleció en La Habana a la edad de 90 años. El longevo político podría no haber vivido tantos años de no haber burlado los más de 600 complots magnicidas que se urdieron para eliminarlo, reportó RT en su portal web.

.

Ni balas, ni explosivos, ni el veneno, ni ningún otro medio logró quitarle la vida: desde el inicio de la Revolución Cubana, Fidel Castro, se convirtió en objetivo de centenares de ataques de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, y tras el triunfo del movimiento revolucionario en Cuba la Administración de Washington pasó a considerarlo la principal amenaza para los intereses de EEUU en América Latina.

.

Pero el propio Fidel hizo otros comentarios sobre sus posible peor enemigo: en 1995, en una entrevista en la misión cubana de las Naciones Unidas para la cadena Telemundo, Castro comentó: “¿Mi peor enemigo? Yo creo que no tengo enemigos peores, porque creo que todos los enemigos se pueden vencer”.

.

Los intentos para lograr su “desaparición física” comenzaron desde el mismo momento en que encabezó la triunfante Revolución Cubana en 1959, y dieron inicio a una lista de 638 atentados. El último fue en 2008.

.

En su último discurso el 19 de abril de 2016 ante el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, el propio Castro anunció: “Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me había ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar”.

.

Castro en el libro de los Récords Guinness: la persona a la que más veces han intentado asesinar. 

.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui