foto0169

Puno. Costó más de 2 millones de soles y fue anunciado como una herramienta que iba a salvar vidas, pero luego de 5 meses y una “puesta en funcionamiento” sigue en algún rincón del hospital del Seguro Social completamente inútil. Esa es la realidad del moderno tomógrafo traído a Puno a inicios de este año.
Sin Fronteras pudo constatar la mañana de ayer que un aviso colocado para los pacientes indica que todos los pacientes de Puno conseguir una hoja de referencia para conseguir una tomografía en Juliaca.
El presidente del Cuerpo Médico de EsSalud, de la Red Asistencial de Puno, Miguel Cáceres Jara, explicó que ir a juliaca implica un retraso de al menos 2 meses en la obtención de resultados vitales para un buen diagnóstico.
En el caso de pacientes que necesitan de esta herramienta médica con urgencia, el Seguro Social tiene que pagar a una clínica privada para que haga el examen.
Como se recuerda, el equipo médico fue anunciado en julio de este año como la mejor adquisición para el Seguro. En tanto, el anterior tomógrafo fue derivado a Moquegua.
Desde ese mes, el tomógrafo no puede entrar en actividad, según se informa por la falta de algún componente así como un complemento externo.
A inicios de octubre se anunció nuevamente la puesta en funcionamiento del tomógrafo más moderno de la región, hecho que adquiere tono de broma al constatar el aviso mencionado líneas arriba y ver a los pacientes esperando.

Edición digita

Via Whatsaap
Anuncia aqui