foton

Puno. “Vamos a matar a los delincuentes que pululen por esta parte de la ciudad, no tengo miedo”, fueron las palabras del presidente del barrio Señor de Huanca, Félix Suasaca Suasaca, quien fue uno de los principales actores del paro de 24 horas contra la delincuencia.
Aunque los pobladores de la ciudad de Puno siempre se caracterizaron por su ecuanimidad y sosiego, ayer alrededor de 800 vecinos del cono norte marcharon hasta el centro de la ciudad, gritando a viva voz que tomarán la justicia con sus propias manos.
Dicha medida de lucha se dio inicio con el bloqueo de la salida a Juliaca desde las 5:00 de la madrugada, posteriormente los vecinos de Alto Puno, Señor de Huanca, Alto Huáscar, entre otros, se concentraron en el lado norte de la ciudad, desde donde iniciaron a una marcha contra los gobiernos local, regional y central.
RECLAMOS
Una vez más, ratificaron su reclamo para que los reos de otras regiones regresen a su lugar de origen. También exigieron el traslado de los penales de Puno y Juliaca; además exhortaron a las autoridades como la Municipalidad Prpvincial de Puno, el Poder Judicial el Ministerio Público y la PNP, para que trabajen a favor de la seguridad ciudadana, y eviten los actos de corrupción que muchas veces termina en la libertad de los delincuentes.
JUSTICIA POPULAR
Por su lado, la coordinadora de las Juntas Vecinales de Alto Puno, Beatriz Pancca Díaz, indicó que en esa zona de la ciudad la “Justicia Popular” ya fue aprobada, y que para ello han conformado 7 grupos de vigilancia, cada uno conformados por 15 vecinos que según explica, están dispuestos a todo.

Edición digita

Anuncia aqui
Via Whatsaap