Puno. Wilber Portugal Menéndez, hijo del excongresista Mariano Portugal Catacora, protagonizó un escándalo al participar en un choque vehicular, conduciendo en evidente estado de ebriedad en el centro de la ciudad de Puno y luego, en contubernio policial, recurrió a un acuerdo extrajudicial trató de evadir responsabilidades.
El accidente se registró en la avenida El Sol, en el óvalo Ramón Castilla al promediar las 08:10 horas, entre la camioneta Toyota Hilux de placa PQD-515 color plateado, y el taxi station wagon Toyota de la empresa ‘Milenium Ya’ de placa X1F-545, color blanco.
Justo cuando el semáforo cambió a rojo, la camioneta frenó intempestivamente, haciendo que el taxi la impactara por alcance en la parte derecha del parachoque posterior. El auto resultó con una abolladura.
El taxista Diego Jesús Anchapuri Zapana, dijo haber bajado a reclamar, cuando vio que el hijo del exparlamentario se encontraba en el timón. “Él frenó bruscamente, yo lo impacté por detrás, no lo pude evitar… fui a gritarle al chofer, entonces se bajó del timón bien mareado, el señor se puso agresivo…. llamamos a la policía, cuando llegaron los efectivos había tráfico, él todavía manejó, el policía le dijo mueve tu camioneta, lo hizo”, expresó y para certificar puso como testigos a sus pasajeros, entre ellos a una señora que siempre los llama para tomar el servicio.
El piloto aseveró que al momento del choque, quien conducía era Wilber Portugal, y que no tenía más tripulantes.
Luego de casi media hora y sin que llamaran al fiscal de turno, los policías al mando del técnico PNP E. Coyla H. llevaron al depósito a los dos vehículos y sus choferes.
MANIPULARON EL ACTA
Allí armaron un tinglado, se comenzó a cambiar la verdad del accidente. A la hora de levantar el acta, el policía consignó que Portugal Menéndez no conducía; tácitamente escribió que no se encontraba en el asiento del copiloto.
No obstante, ante Sin Fronteras el técnico admitió haber permitido que el hijo del excongresista maneje el carro, pero que lo hizo porque no sabía que estaba ebrio. “¿Yo no sé que estaba en estado etílico, cómo voy a saber…?”, añadió.
Cuando se le dijo que no debió dejar que manoseen la escena del choque, terminó confesando “Ahí ‘nomás’ estuvo, no se movió el vehículo ¿cómo vas a creer a un mareado?”
Ya en la comisaría, los policías recibían llamadas y órdenes. Sin más cambiaron el parte de intervención, y allí consideraron el hurto del celular de Portugal Menéndez, como estrategia para intimidar al taxista.
Este medio preguntó al hijo del también exalcalde de Puno, si era quien conducía y dijo balbuceando que no, que lo hacía un tal “Porfirio” ¿De dónde apareció Américo Velásquez?
Extrañamente, la policía no le tomó el dosaje etílico a Portugal Menéndez, mas si al taxista y al supuesto chofer que apareció al mediodía. No explicó por qué huyó del lugar, tampoco le preguntaron.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad