Agencias. Las autoridades chinas protestaron oficialmente tras la conversación telefónica que sostuvieron el presidente electo de Estados Unidos y la mandataria de Taiwán, Tsai Ing-wen.

.

Una llamada telefónica desencadenó lo que podría considerarse el primer conflicto diplomático de Donald Trump incluso antes de que el magnate se haya instalado en la Casa Blanca.

.

Este sábado China lanzó una advertencia al mandatario electo de Estados Unidos tras la conversación telefónica que mantuvo con la presidenta de Taiwán, lo que quebrantó la política que Washington ha mantenido desde hace 40 años.

.

“Hemos transmitido una protesta solemne a la parte estadounidense correspondiente. Hay que insistir en el hecho de que sólo existe una China y que Taiwán es parte inalienable del territorio chino, especificó el comunicado del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

.

 

El tema es sumamente delicado por cuanto China considera a Taiwán como una provincia separatista y rechaza el contacto entre su líder y el presidente electo estadounidense. De hecho, Taiwán está separado de la China comunista y dotado de un gobierno independiente desde 1949, pero Pekín considera que la isla forma parte del territorio nacional.

.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui