Vecinos ingresaron a la vivienda de Lorenzo Leque (77) trepando muros.

Gregorio Albarracín. Vecinos tuvieron que trepar las paredes de dos viviendas para llegar a los cuerpos de dos ancianos que hace días no salían de ellas. En ambos casos, al entrar a sus habitaciones confirmaron la sospecha más triste: ambos fallecieron en total soledad, lejos de sus familias.

.
El primer caso se descubrió a las 12:00 horas del sábado, cuando dos enfermeras llegaron a la casa de Víctor Raúl Coronado Lajata (82), natural de Lima, quien vivía solo en la asociación Alfonso Ugarte II Etapa, manzana K2, lote 38, donde recibía tratamiento médico gratuito por padecer de tuberculosis. Como nadie abría la puerta, las enfermeras pidieron ayuda a los vecinos para ingresar, encontrando al hombre sin vida sobre su cama. Habría fallecido por TBC, desnutrición, neumonía e insuficiencia respiratoria.

.
A las 18:15 horas del mismo día vecinos de la asociación 29 de Mayo, manzana 424, en Viñani, decidieron entrar a la vivienda de Lorenzo Leque Soncco (77), natural de Puno, porque no salía a la calle hace dos días. Los pobladores preocupados saltaron un muro y lo hallaron sin vida sobre su cama, con sangre emanando de sus fosas nasales. En ambos casos el fiscal Jaime La Rosa ordenó el levantamiento de los cadáveres y su traslado a la morgue central.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap