Puno. “No tengo mayor conocimiento”, fue la frase usada por el alcalde de Puno, Iván Flores, cuando le preguntaron sobre la actuación de su exasesora Inés Béjar y los escandalosos gastos hechos con dinero donado por la empresa Backus para la festividad Virgen de la Candelaria 2015.
Estas respuestas las dio a la Fiscalía en el proceso de investigación por peculado doloso, por irregularidades en el manejo económico de la festividad de la Candelaria en contra del alcalde Iván Flores Quispe y la exasesora Inés Béjar Barriga.
Usted designó de alguna forma a Inés Béjar, le preguntaron. “No se ha designado a una persona ni verbal ni bajo ningún documento y me remito a la designación bajo resolución”, dijo el alcalde.
Al respecto, Oscar Peña observa que nadie puede hacer lo que hizo Inés Béjar a no ser con algún tipo de autorización del titular de pliego, o sea del alcalde.
Y si ella actuó de esa manera sin conocimiento del alcalde ¿por qué no se la denunció?, se pregunta el denunciante.
También se le preguntó si sabía que el 27 de enero del año 2015 se gastó cerca de 4 mil 800 soles en un hotel y el investigado respondió: “No tengo conocimiento específico…”
De nuevo Oscar Peña reacciona: “¿cómo no va a tener conocimiento específico si yo le informé en su momento?”.
Como se recuerda, fue el exgerente, quien dio a conocer estos hechos mediante una denuncia e incluso lo informó más antes. “¿Entonces cómo puede decir que no sabe nada?”, se pregunta el denunciante. Como se recuerda, en la denuncia, se indica que Inés Béjar pagó 4 mil 128 soles a un hotel por concepto de “atención” a 86 personas en un restaurante y, además, se exigió que el dinero del donativo sea depositado en la Caja Arequipa, en una cuenta que no es del municipio.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad