Puno. Solo en la noche del sábado, la Policía Nacional del Perú recibió más de 3 denuncias de robos, entre ellos, el caso de Cristian Quispe, quien se salvó de ser quemado vivo por sus propios vecinos.
El hecho se registró en la urbanización Villa del Lago, después de que unos delincuentes saquearan el domicilio ubicado en la Manzana “C” lote 11, y se llevaran una laptop,y dos mil 200 soles.
Fue el propietario del inmueble, Roberto Alata Tito (50), quien alertó a los vecinos del lugar, e interceptó a Christian Quispe (21) cuando se encontraba desplazándose por la frentera del domicilio.
Según las declaraciones de Alata Tito a la policía, fue él quien al percatarse que un joven en actitud sospechosa caminaba observando su celular, fue que lo detuvo. Luego, los pobladores de la zona, lo amarraron a un poste y le rociaron gasolina para intentar prenderle fuego.
Los efectivos de la PNP llegaron al lugar al promediar las 8:30 de la noche, y lo graron impedir una “fuenteovejuna”.
En su defensa, Christian Quispe dijo que solo se encontraba caminando con dirección a su domicilio ubicado en la misma urbanización.
Ambas partes denunciaron el hecho, en el que se incluye la queja por intento de linchamiento.
Trascendió que los ladrones forcejearon la puerta del garaje de dicho domicilio, se pasearon por toda la casa, sustrayendo una laptop y dinero.
Esa fue la razón que motivó a los vecinos para capturar a Christian. El hecho sigue en investigación.

Edición digita

Canal Universal