Tras haberse develado los presuntos pagos ilegales a favor de funcionarios y trabajadores de la Red de Salud Chucuito – Juli, el director ejecutivo de la Dirección Regional de Salud Puno, Alipio Calla Gómez señaló que el conducto que utilizaron en dicha dependencia no fue lo correcto, lo cual sería una malversación de los fondos.

Aún no puedo precisar en lo que incurrieron los funcionarios, pero el director de la Diresa, Luis Maldonado Neira, pidió inmediatamente un informe detallado a la Red de Salud Chucuito, este documento lo deben hacer llegar este miércoles y de allí debemos dar una opinión más exacta, sostuvo.

Las sanciones a imponer a los directivos de la mencionada Redess dependerá del esclarecimiento sobre la fuente de financiamiento que utilizaron. Además todo pago o reintegro lo establece el MEF.

De otro lado, la gerente de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial, Guillermina Cañapataña, dijo que debe intervenir el área de Personal del GRP.

fleming

Edición digita

Publicidad