Juliaca. En pleno estado de emergencia decretado en Juliaca y luego de escasos 9 días de haber sido saqueados y quemados varios night clubs, discotecas, tragotecas y cantinas ilegales, ubicados a lo largo del barrio Santa Rosa, exteriores del Terminal Terrestre, avenida Circunvalación, contorno del Terminal San Francisco, jirón Unión y jirón Moquegua, están reabriendo sus puertas a vista y paciencia de las autoridades del Comité Provincial de Seguridad Ciudadana (Coprosec) de la provincia de San Román.
Esta actitud es tomada como una burla ante la autoridad por parte de los vecinos de estas zonas, quienes indican que el Comité Provincial no está haciendo nada para evitar la reapertura de estos antros de la perdición, lugar donde pululan los delincuentes.
“Esto es una burla ante las autoridades, así como también para la población, porque no podemos permitir que luego de una paralización contundente, donde se ha cerrado y quemado locales para frenar la delincuencia, ahora nuevamente estén abriendo sus puertas como si no hubiera pasado nada. Estas personas están acostumbradas a burlar las normas, peor aún que ahora estamos en estado de emergencia, deben ser las autoridades en poner mano dura”, refirió Edgar Coaquira Quispe, vecino del barrio Santa Rosa.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui