Juliaca. Agentes del Escuadrón Terna de la Policía Nacional del Perú, tras una paciente labor de inteligencia de una semana junto a efectivos de Radio Patrulla y Tránsito allanaron un inmueble que funcionaba como una fábrica clandestina de licores adulterados.
El hecho se registró al promediar las 10 y 30 de la mañana de ayer, en el inmueble ubicado en el jirón Santa Rosa, manzana B, frente al parque del mismo nombre en la urbanización Guardia Civil.
Los efectivos encontraron gran cantidad de cajas que contenían licores de diferentes marcas, vinos, vodkas, piscos y champagne que eran sellados fueron incautados.
Dentro de la vivienda fueron intervenidos dos hermanos, entre ellos Edgar Gonzales Zamalloa (53) quien sería el padre de Ronald y Edgar Gonzales Monroy.
Máquinas selladoras y gran cantidad de botellas lavadas iban a ser reenvasadas por licor que preparaban en bidones sucios con colorantes listos para ser distribuidos en las diferentes tiendas comerciales de la ciudad.
El representante del Ministerio Público constató los tres ambientes en donde se encontraron dos tanques de agua con la que se preparaba los licores, además de etiquetas y tapas.
El comandante David Pineda Velásquez dijo que: “el operativo busca velar por la salud de los pobladores ya que estos productos no contaban con registro de sanidad y eran envasados en pésimas condiciones de salubridad atentando contra la salud de los consumidores”.
Además, dos vehículos estaban cargando varias cajas de los licores para distribuirlos en conocidas tiendas.
Hasta el cierre de esta edición los efectivos del Departamento de Investigación Criminal no culminaban con la contabilización de todo lo incautado.
Los tres intervenidos será acusados por el delito contra la salud pública.

fleming

Edición digita

Publicidad