Juliaca. La Fiscalía de Prevención del Delito de la Provincia de San Román, intervino y abrió las puertas del hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca, que se encontraban cerradas por más de tres semanas, con el cuento de la huelga indefinida de los trabajadores del sector Salud que ya fue levantada.

La intervención en el que participaron dos fiscales en Prevención del Delito, un contingente policial y el coordinador de la Defensa Pública de Juliaca, se ha efectuado, a solicitud del director del referido nosocomio, Hernán Lupa Quisocala, quien refirió que esta huelga continúa por el capricho del sindicato de trabajadores de esta institución.
“A pesar que la huelga indefinida del sector Salud ya se ha levantado el pasado miércoles, en el hospital de Juliaca los trabajadores se niegan a hacerlo, por un capricho mínimo del sindicato, que exigen telas y canastas navideñas, que podemos calificar como un chantaje”, dijo el director.

Además, afirmó que se ha solicitado la intervención de la Fiscalía, en vista de que hay miles de pacientes de bajos recursos económicos que llegan de manera diaria de la zona norte de la región quienes son perjudicados.
Por su parte, Hermelinda Apaza Chura, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores Administrativos del Sector Salud (Sutress) San Román, manifestó que la huelga aún no se levanta en este nosocomio porque las autoridades no los atienden en sus pedidos internos.y

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral