Hasta el hospital de Sandia arribó humilde mujer, identificada como Ediberta Apaza Huayhua (39), junto a su esposo Barabí Cusi Apaza (48), ambos proveniente del distrito de San Pedro de Putina Punco, quienes dieron su testimonio en un medio local; indicando que el pasado sábado fueron golpeados por el presidente de las rondas campesinas de ese lugar, Roberto Moya Moya.

Al parecer todo sucedió cuando pedían apoyo a la ronda para recuperar sus pertenencias, ya que habían sido sustraídos de su vivienda ubicada en Prolongación Selva Alegre; además dijeron que el rondero intentó amarrarlos con soga y al no dejarse atar le dio un rodillazo en el abdomen a la mujer gestante, cayendo al suelo; de inmediato los vecinos la auxiliaron, trasladándola al centro de salud, sin embargo los médicos de la zona la evacuaron al hospital de Sandia, donde fue intervenida, terminando con abortar al niño que llevaba en su vientre.

Según el médico que la atendió, dijo que su intervención no fue tan delicada pero se pudo salvar a la madre.
Por otro lado, la población de Sandia se ha solidarizado con la víctima realizando una colecta económica dirigida por dirigentes barriales y mujeres para ayudarla en su recuperación; asimismo, el presidente regional de rondas campesinas, Luis Mamani dijo que no es la primera vez que se escucha de atropellos que comete el rondero Moya, por lo que la justicia ordinaria deberá encargarse de investigar el caso; además las mujeres campesinas exhortaron a los fiscales a ser justo y sancionar a los responsables.

Edición digita

Canal Universal