El Papa Francisco está celebrando discretamente sus 80 años este sábado, con un desayuno con ocho indigentes y luego una misa con cardenales.

.

El Vaticano informó que el pontífice platicó con cada uno de los invitados sin hogar, (cuatro italianos, dos rumanos, un moldavo y un peruano) y les compartió pasteles argentinos antes de irse a la misa.

.

A las 7:15 de la mañana, Papa Francisco, al salir del elevador, se encontró con ellos y los saludó afectuosamente uno por uno. Los “sin techo” le regalaron al Papa tres ramos de girasoles y Bergoglio mandó que los pusieran inmediatamente en la Capilla de la Casa Santa Marta.

.

Después de las felicitaciones, Francisco invitó personalmente a estos huéspedes al comedor, en donde almuerza normalmente, y les ofreció el desayuno. Se sentó a su lado y conversó con cada uno de ellos. A las 7.45 se despidió, pero les ofreció a sus invitados unos dulces argentinos y los dejó que siguieran desayunando, para dirigirse a la Capilla Paulina en donde celebró la misa con los cardenales.

.

El día de hoy, en muchos comedores de la ciudad de Roma, el Papa ofrece al final del almuerzo o de la cena, un pastel de cumpleaños y regala a cada uno de los huéspedes de los diferentes dormitorios una bolsita con la imagen que recuerda la Navidad y un pequeño recuerdo.

.

Edición digita

Canal Universal