El Ilustre Colegio de Abogados de Puno (ICAP) que se precia de honrar sus compromisos, es un mal pagador, pues arrastra una deuda desde hace casi una década por la recepción de ejemplares del Diario Oficial El Peruano. El perjudicado es nada menos que Pedro Mercado Ventura, uno de los “Canillitas” de la Ciudad Lacustre, quien en los años 2007 y 2008 proveyó a las sedes de Yunguyo e Ilave; ni la gestión del entonces decano ni las sucesivas han cancelado el servicio.

Las entregas fueron rigurosamente formales ya que Mercado Ventura firmó contratos con el ICAP, los cuales autorizaban la entrega de los diarios en esas provincias. También existen actas de recepción de los periódicos. Pero eso fue en vano. Una de las actas fue firmada el 28 de diciembre de 2007 por el presidente de la Asociación de Abogados de Yunguyo, Yoni Flores Calumani, quien informa al ICAP que cancelen los periódicos. “… que en el presente año 2007, desde el mes de enero hasta la fecha se recibió el Diario El Peruano a través del Kiosco de diarios del Parque Pino Mercado Ventura”. Pide al decano de turno que cancele la deuda. Jamás le pagaron.
El 2 de enero de 2008, Mercado Ventura y el decano Héctor Estrada firman otro contrato para entrega de diarios en las sedes de Yunguyo e Ilave, y fijan el precio a dos nuevos soles por ejemplar. “El total … se abonará al contratista al final de cada mes concluido”. Se zurraron en el papel.

Mercado Ventura inició gestiones para que le paguen pero solo le dieron un adelanto. El primer documento presentado en el ICAP el 31 de diciembre de 2007, no tuvo respuesta. Insistió desde el 10 de abril de 2008, luego el 26 de setiembre de 2008, el 8 de enero de 2010, el 10 de noviembre de 2011, y así sucesivamente los años 2012, 2013, 2014 y 2015, hasta el último 14 de diciembre de 2016. La deuda llegó a sumarse 3 mil 384 nuevos soles, es decir por la entrega de 1692 ejemplares, y ante tanta súplica, en la primera gestión del entonces decano Fredy Ramos Ramos, el ICAP amortiza 1000 nuevos soles. El saldo, sin considerar intereses asciende a 2 mil 384 nuevos soles, los cuales se resisten a pagar.

Según el “canillita”, el actual decano Fredy Vilca Monteagudo, también se rehusó al pago, alegando que su junta directiva rechazó la deuda por ser extemporánea. “Cuando se asume una gestión se hereda activos y pasivos, esto son compromisos por cobrar y deudas por pagar; bajo la lógica del decano Vilca Monteagudo, ¿los abogados que deben de anteriores años no deberían pagar?”, sentenció Mercado Ventura, quien demandó que cancele la deuda o advierte medidas drásticas.

Yura

Edición digita

Canal Universal