Tal como nos confirmó el director de la UGEL Puno, David Cornejo Mamani, una persona con alteraciones mentales tiene toda la posibilidad de hacerse cargo de menores de edad entre los 3 y 5 años, pues no existe filtro alguno ( como un examen psicológico) que evite esta peligrosa situación.

La inquietud nace a partir de los numerosos casos en los que maestros maltratan a niños llegando incluso hasta el abuso sexual. “Toda persona tiene problemas psicológicos y no los maneja, en determinado momento va a exteriorizar  su mal haciéndose daño y haciendo mal a otros”, dijo la sicóloga Bertha Huallpa.

En el caso de maestros de inicial, estos se encuentra a cargo de personas que están en un momento crítico de su desarrollo, un maltrato los puede afectar para el resto de su vida. No se trata de negar un trabajo a quien tiene un padecimiento psicológico, (pues todos lo vamos a tener) sino de hacer que se trate y evite dañar a niños, precisó.

Esta debería ser parte de una política nacional de educación o  podría ser aplicada por los centros educativos que quieren cuidar a sus educandos”, concluyó.

fleming

Edición digita

Publicidad