Loreto. El 25 de noviembre fue hallada muerta y brutalmente decapitada en su chacra doña Rosa Andrade Ocagane, una anciana de 67 años de edad, una de las últimas hablantes de la lengua ocaina y la última mujer capaz de hablar la lengua resigaro.

.

El fallecimiento de dona Rosa “es una pérdida enorme para la humanidad (…) porque era uno de los pocos hablantes del ocaina. Era también la última hablante de resígaro, junto con su hermano Pablo” destaca el antropólogo Alberto Chirif.

.

En un artículo escrito por Chirif el antropólogo sanmarquino destaca que doña Rosa “fue uno de los pilares para la recuperación y revitalización” de ambas lenguas y su cultura.

.

Ella conocía un amplio repertorio de canciones y relatos de la tradición oral ocaina y respigaro. Recientemente, con el proceso de normalización consensuada del alfabeto ocaina, adelantado por el Ministerio de Educación, doña Rosa fue nuevamente designada como la abuela sabia que enseñaría a los niños.

.

Causa consternación que el cuerpo sin vida de doña Rosa se halló decapitado, sin cabeza y sin corazón.

.

Las sospechas sobre el autor del crimen se dirigen hacia Rubén Mendoza Izuiza. un foráneo que es conocido por antisocial y provocar riñas y peleas, y que fue detenido por la comunidad y puesto a disposicióin de las autoridades.

.

En la audiencia realizada el 1 de diciembre en Caballo Cocha el fiscal provincial sostuvo que no hay pruebas suficientes para acusarlo, según información proporcionada por la comunidad.

.

Sin embargo, la comunidad desconfía de la imparcialidad del fiscal pues en otra ocasión habría librado a otro sujeto también acusado de asesinato.

.

Fuente: Servindi

.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral