¡Insólito! Una mujer de 26 años fue detenida por negligencia luego de que dejara abandonada a su pequeña bebé de tres meses para ir a una fiesta nocturna. Al retornar a su hogar descubrió que la pequeña había sido comida por ratas gigantes.

.

El trágico hecho ocurrió en Johanesburgo, Sudáfrica, y mantiene a toda la comunidad consternada por el accionar de la madre. Cuando dejó su casa en la noche, la mujer llevó consigo a su otro bebé y gemelo de la víctima mortal. El pequeño está ahora bajo la custodia de su padre.

.

Un vecino del humilde vecindario de Katlehong fue alertado del hecho por los gritos que escuchó provenientes de la vivienda donde las ratas atacaron a la recién nacida. Al irrumpir en la propiedad encontró la sangrienta escena. “La bebé tuvo una muerte dolorosa, su lengua, ojos y dedos habían sido comidos”, relató el hombre. Y añadió: “Esta mujer tiene que ir a la cárcel. No merece ser madre”.

.

 

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral