Puno. ¡Crisis hídrica! El afluente que alimenta el reservorio de Totorani está completamente seco, la zona norte de Puno es abastecida con cisternas, por lo que EMSA Puno piensa compartir la presa Chimu para que abastezca a todo el pueblo además de habilitar cisternas y camionetas.
Alarmantes fueron las declaraciones del gerente de la Empresa de Saneamiento Básico (EMSA) Puno, Jhonny Edgar Chata Chicane, después de que revelara que el reservorio de Totorani se encuentra sin agua y que el principal afluente que lo alimenta ya no tiene caudal.
Según explicó el funcionario, en Puno existen dos reservorios; la captación Chimu, que abastece el 80% de la ciudad y el de Totorani que cubre el 20%. Este último bajó de capacidad hídrica de más de 30 a 3 litros por segundo, ocasionando que toda la zona norte de la ciudad se quede sin el servicio de agua potable.
Para complicar el problema aún más, en los últimos 5 días se ha producido 2 rupturas de tuberías impidiendo que el reservorio de Totorani recupere su capacidad.
“Este es un problema muy grave, el río Totorani está secándose, y esto estaría provocando que otras personas interrumpan nuestra tubería, lo que ocasiona que se rompan” advirtió Chata Chicane.
En este punto, dijo que vecinos del lugar declararon que trabajadores del distrito de Paucarcolla son los que estarían interviniendo dichas instalaciones por lo que pedirá un informe a la ANA.
Actualmente este problema ha ocasionado que las zonas de Alto Puno, Llavini, San José, Machallata, Vallecito, Miraflores, Huáscar, Independencia, estén sin el servicio de agua. Para ello, EMSA dispuso que 2 cisternas distribuyan el líquido elemento.
Según el presidente del directorio de EMSA Puno, Adolfo Irure, el abastecimiento de agua se realizará en camionetas y unidades motorizadas.
Por su parte, Chicane refirió que desconocen el tiempo que dure la crisis de agua potable, sin embargo puso sus esperanzas en que las lluvias se normalicen y dicho reservorio recupere su capacidad, de lo contrario se utilizará los recursos del reservorio de Chimu, el cual tiene una capacidad de 350 litros por segundo y abastece el 80% de la población.
“Si esto sucede, vamos a tener que cortar las horas de servicio de toda la ciudad, es probable que sea a una hora por día, pero estas alternativas recién serán evaluadas”, agregó.
PLAN DE CONTINGENCIA
Como respuesta, el gerente explicó que existe un plan de contingencia a corto, mediano y largo plazo; el primero, consiste en la construcción de una reserva metálica en la zona de Aracmayo con una capacidad de 500 metros cúbicos (m3), y una inversión de S/ 500 mil, el segundo trata de una construcción de un reservorio en Huayrapata, con inversión de 9 millones de soles y una capacidad de 2 mil 500 m3.
Por último existe la alternativa de impulsar el convenio N° 62 con el Ministerio de Vivienda, el cual contempla construcciones como una PTAR en el río Willy, la utilización del agua del Umayo, entre otros. Según el gerente de EMSA, para esta etapa se espera una inversión superior a los 500 millones de soles.
Cabe recordar que estas medidas son previstas para un futuro, mientras que en la actualidad la población y autoridades tendrán que afrontar esta emergencia.

Yura

Edición digita

Canal Universal