Puno. Tras la publicación de nuestro informe que saca a la luz una dudosa intervención en el puesto aduanero de Cabanillas, en la que los agentes habrían pedido S/ 50 de coima para que devuelvan un lote de calzados nacionales, ayer la presidencia de la Junta de Fiscales de Puno, dispuso que la Fiscalía Anticorrupción se haga cargo de las investigaciones para identificar y denunciar a los responsables.

.
Cabe mencionar que el intendente de Aduanas Puno, Iván Flores Cáceres, también anunció un proceso interno y sostuvo que si el dueño no tenía la guía de remisión al día, los interventores debieron comisarle la mercadería y hacerle un acta de incautación; en cambio se la quitaron y luego se la devolvieron tras la entrega de la dádiva que el mismo joven contó a los pasajeros.

.
En tanto, en Aduanas Puno, existe nerviosismo por las indagaciones.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap