Una niña de 10 años de edad, de iniciales A.T.V., se voló los dedos de una mano luego que un artefacto pirotécnico de dudosa procedencia explotara en su mano derecha. Según versión de la madre de la menor, de nombre Hermelinda Vargas Sucasaire, dijo que la niña se encontraba jugando en el interior de su domicilio ubicado en el medio rural del distrito de Huancané y que no sabía con qué estaba jugando, percatándose solamente luego de una explosión y los gritos de su menor hija que sangraba copiosamente de su mano derecha.

Solicitó el auxilio a un patrullero de la Policía de Carreteras de la provincia de Huancané, que de inmediato la auxiliaron, evacuándola al Hospital Lucio Aldazábal Pauca de esta provincia; fue atendida en emergencia a través del médico Denis Frisancho, quien diagnosticó “Amputación traumática de dedos de la mano derecha”.
La madre de familia manifestó, “yo pediría que no vendan pirotécnicos porque han truncado la vida de mi hija”.
Asimismo, señaló “los niños los cogen porque piensan que son juguetes no midiendo las consecuencias y miren cómo acaban, heridos y mutilados”, increpó la progenitora.

Por otra parte, a pesar de estar en fiestas de fin de año, fechas donde se hace más uso irresponsable de juegos pirotécnicos no se efectuó ningún tipo de operativos por parte del Ministerio Público y el área de fiscalización de la comuna local de Huancané.
La venta de juegos pirotécnicos, se realiza en forma indiscriminada, principalmente en la Navidad y Año Nuevo.

Yura

Edición digita