Agentes de Criminalística inspeccionaron vivienda donde ocurrió el asesinato.

Gregorio Albarracín. Un trágico final tuvo la enfermera jubilada Ana Manuela Salamanca Pilco (66), quien fue acuchillada la madrugada de ayer en su vivienda ubicada en la Av. Municipal, frente a Senasa, en el distrito Gregorio Albarracín.

 

El cuerpo de Ana Salamanca Pilco (66) fue retirado la mañana de ayer de la morgue del hospital Unanue por sus familiares.

El cuerpo de Ana Salamanca Pilco (66) fue retirado la mañana de ayer de la morgue del hospital Unanue por sus familiares.

Según se conoció, la sexagneraria ingresó al área de emergencia del hospital Unanue cerca de las 02:00 horas de ayer, a bordo de un radiotaxi y en compañía de un joven de 20 a 25 años de edad, quien solo refirió ser su familiar.

.
La mujer, completamente ensangrentada, fue recibida por los médicos de turno e ingresada al área de traumashock. Desafortunadamente, no soportó las lesiones y falleció a las pocas horas. El joven que acompañaba a Salamanca, luego de armar un escándalo en el área de emergencia, repentinamente abandonó el lugar sin que fuera visto. Cabe indicar que la víctima presentaba severas puñaladas en el abdomen, piernas y espalda.

.

DILIGENCIAS

.

En la vivienda se halló cinco cuchillos en distintos ambientes, además de una granada abandonada en la cocina.

En la vivienda se halló cinco cuchillos en distintos ambientes, además de una granada abandonada en la cocina.

Agentes policiales del área de Criminalística llegaron a la vivienda de Salamanca para el levantamiento de las evidencias. El asesinato habría ocurrido en la habitación de la mujer, donde se halló evidencias de que fue atada de pies y manos al borde de su cama.

.

Además se encontró cinco cuchillos de cocina: uno en la puerta de entrada a la vivienda, dos en el baño y otros dos en la cocina. Una granada desactivada también fue hallada en la cocina. En un terreno baldío al lado de la vivienda se encontró una mochila que contenía prendas de vestir, un par de zapatillas y una pipa con marihuana, que se presume serían del asesino.

.

TESTIGOS

.

En un radiotaxi de placa B7I- 602, de la empresa Coronel Mendoza, se trasladó a la mujer desde su vivienda hasta el hospital Unanue.

En un radiotaxi de placa B7I- 602, de la empresa Coronel Mendoza, se trasladó a la mujer desde su vivienda hasta el hospital Unanue.

El taxista José Antonio Cama, de la empresa de radiotaxi Coronel Mendoza, fue quien trasladadó a la agraviada junto con su presunto asesino desde la vivienda en el cono sur. En su testimonio, indicó que vio al joven en el exterior de la vivienda pidiendo auxilio porque -según afirmaba- habían acuchillado a su abuela.

.
“Me dijo que habían acuchillado a su abuelita. Me dio miedo ingresar a la casa, pero entré. Di unos cinco a diez pasos, miré a la derecha y vi a la señora tirada en el piso, llena de sangre, debajo de las gradas, y la sacamos de la casa. La señora deliraba y solo repetía que la habían acuchillado. El joven que la acompañaba tenía una actitud sospechosa”, refirió el conductor.

.
El joven fue descrito como un varón de 20 a 25 años, de tez blanca, que llevaba puesta una capucha y tenía una estatura aproximada de 1,65 metros.

.
En otro momento se conoció la versión de un segundo taxista, identificado como Efraín Acero Colquehuanca, quien se identificó como conductor de la empresa 414 y dijo haber trasladado al joven desde el Cercado hasta la vivienda de la víctima, donde le pidió que lo ayude a trepar un muro para ingresar porque -según dijo- había olvidado sus llaves.

.

INTENTO DE ROBO

.

Una chompa celeste y un pantalón negro fueron hallados dentro de una mochila abandonada en el lugar. Serían del asesino.

Una chompa celeste y un pantalón negro fueron hallados dentro de una mochila abandonada en el lugar. Serían del asesino.

Tras las investigaciones y recojo de evidencias se conoció que el presunto asesino habría ingresado a la vivienda por la parte posterior, cerca de las 23:00 horas del lunes. Un vehículo lo esperaba muy cerca. Al interior habría maniatado a Ana Salamanca con la finalidad de exigirle dinero.

.

La mujer, al no ceder, fue acuchillada. Luego el victimario la trasladó al hospital y retornó al domicilio, donde trató de limpiar la escena del crimen, lavando incluso los cuchillos, para luego huir con rumbo desconocido. Ana Salamanca era una conocida enfermera ya jubilada luego de laborar en el área de emergencia del hospital de Essalud en el distrito Calana.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad