Puno. En julio de este año, el gobernador regional, Juan Luque Mamani, comparó la gestión pública con un partido de fútbol; aquella vez dijo que el primer tiempo perdió, pero faltaba remontar el segundo, ello en alusión a la baja ejecución presupuestal.

.

Esta vez nuevamente se refirió, al indicar que el jugador que no juega bien será oxigenado, esto en referencia a los procesos de licitación que están cayéndose; el primero fue la carretera Lampa – Cabanilla – Cabanillas, que se ejecutará por administración directa; y ahora la vía Muñani – Saytococha que tiene una impugnación ante el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) por parte de las empresas que se presentaron y posiblemente ese organismo les daría la razón, con lo cual el proceso se retrotraería, lo cual perjudicará notablemente la ejecución presupuestal en proyectos de inversión debido a que hasta ayer solo se superaba el 60%.
Bajo ese contexto, Luque dio a entender que el gerente regional de Infraestructura, Juan Carlos Blanco, sería cambiado.
GERENTE GENERAL

.
Cuando toda la gente cercana a Luque, confirmó que el sucesor de Ernesto Calancho será Edson Apaza, el gobernador solo atinó a decir que está dentro de la propuesta.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad