Sullana. La Sala Penal de Apelaciones de la Corte de Sullana condenó a un padre de familia a la pena de cadena perpetua por abuso sexual en agravio de su hija de 3 años de edad, hecho ocurrido en el interior de su domicilio, cuando el imputado llegó a su casa con síntomas de ebriedad.

.
Los hechos se remontan al 11 de enero del 2015 cuando Francisco Malacatos Aguilar llegó a su casa ubicada en la zona industrial de la ciudad de Talara, en estado de ebriedad. En el interior se encontraban su esposa y abuela y al ver a su menor hija decidió llevarla al segundo piso, donde dio rienda suelta a sus bajos instintos.

.

Edición digita

Canal Universal