Majes. “Adiós mi vida, ya no tienen sentido que me entere de cosas que nunca pensé que me harías”, es parte de un mensaje que le envió la menor R.H.C de 14 años a su enamorado, minutos antes de ingerir una sustancia desconocida que la mataría.

.
R.H.C ingresó a las 21 horas del jueves al centro de salud Sandrita Pérez, sin signos vitales, según reportara a la policía el médico Mario Quispe Arenas, que estaba de turno.

.
Su madre fue quien encontró a la menor convulsionando (botando espuma por la boca) en su casa, al promediar las 20:20 horas, y pidió auxilio. A esto, su tío Benigno C. fue a socorrer a R.H.C, llevando a la menor al centro de salud en una combi, pero habría fallecido en el camino.

.
La menor murió de un paro cardo respiratorio.

.
El representante del Ministerio Público Víctor Benique Quispe fue quien ordenó el levantamiento del cuerpo para que sea derivado a la división de Medicina Legal de Arequipa para la necropsia de ley.

.

fleming

Edición digita

Publicidad