Juli. Una foto a la que tuvimos acceso grafica cómo personal de la Capitanía de Puerto Lacustre, ingresa licor al Puesto de Control Lacustre de la ciudad de Juli, provincia de Chucuito.
La imagen fue captada el domingo 18 de diciembre, al promediar las 15:20 horas, en circunstancias en que dos varones, vestidos con prendas cortas (short) pasan una caja de cerveza sin obstáculo alguno a la caseta, que para variar no era resguardada por algún agente de la Marina de Guerra del Perú, como se estila en estos destacamentos.
Sin Fronteras tuvo acceso a información confidencial, que sugería que ambas personas no eran extraños a esa institución, pues prestarían servicio en la Capitanía de Puerto de Puno. Uno de ellos y su familia se encontraba de vacaciones en esa zona, precisamente en las playas lacustre de Juli.
Sin Fronteras se entrevistó con el jefe de la Capitanía de Puerto, capitán de Fragata Juan José Gonzáles Miranda, quien en un inicio sostuvo que el hecho de ingresar la jaba de cerveza no constituía irregularidad alguna. “¿Los ha visto tomando… ellos bebían? Entonces pues”, emplazó tras mostrarle las imágenes.
Cuando se le recordó que en una institución pública, o castrense no está permitido el tráfico de estas bebidas, mucho menos en esas circunstancias. El oficial hizo una llamada al Puesto de Control Lacustre de Juli, comunicándose con la encargada, una suboficial de apellido Incaquispe.
A la pregunta si alguien había ingresado la caja de cerveza, la dama respondió afirmativamente, indicando que ambos le pidieron que les prestasen la congeladora que tienen en esa guarnición para congelar las bebidas y llevárselas a la playa.
Incaquispe dijo que en un inicio se opuso a la solicitud, pero que como eran superiores suyos -técnicos de fragata-, no tuvo otra alternativa que aceptar.
“Esta persona (la suboficial Incaquispe) apoyó a un técnico que estuvo allí, en un principio se rehusó a que ingrese, pero a pedido que le hagan el favor de prestar la congeladora, lo hizo…”, sostuvo el jefe de la Capitanía de Puerto.
Cabe precisar que la encargada del puesto, aseguró que en ningún momento bebieron ni permitió que lo hicieran dentro del recinto de guardacostas.
Los técnicos que ingresaron la cerveza se apellidarían Chávez y Ari, y según el mismo Gonzáles Miranda, ellos llegaron a Juli para quedarse por treinta días, al parecer para vacacionar. Según nuestras fuentes, ese domingo por la mañana, ambos técnicos y sus familias habrían visitado la playa Chatuma.
Quienes captaron las imágenes aseguran que esa tarde, se escuchaba bullicios y carcajadas, propias de un festejo o un jolgorio. “De un rato vi que uno de ellos salió a la puerta a hablar por celular, creo que tenía algo en la mano, quizás un vaso; no puedo decir si era agua o cerveza, pero creo que por nada se debe permitir el ingreso de bebidas alcohólicas”, aseveró.
DE BUENA FE…
Lo que llamó la atención es que el jefe de la Capitanía de Puerto, intentó minimizar ese acto, alegando que se hizo de buena fe y que inclusive no existe prohibición expresa. “Como te digo, no está prohibido. Acá tenemos almuerzos, traemos cervezas, hacemos un brindis. Para Navidad y Año Nuevo hemos hecho un brindis con toda mi gente… Somos igual que tú, también tenemos derecho…”, alegó desestimando alguna irregularidad.
cambia versión
Minutos más tarde, Gonzáles Miranda nos llamó para indicar que si publicásemos la noticia, que consignemos que haría una investigación para determinar responsabilidades. “Lo malo es que a ella (Incaquispe) la van a sancionar, la van a botar”, dijo a través del hilo telefónico.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad