Gran malestar generó ayer la rendición de cuentas programada por la Asociación de Padres de Familia (Apafa) de la Gran Unidad Escolar San Carlos (Guesc) de la ciudad de Puno porque varios de los gastos efectuados no fueron sustentados como corresponde sino solo con declaraciones juradas.
“Cuando se realiza una rendición de cuentas se efectúa con la documentación debida y no solo con declaraciones juradas… esto es algo insólito”, dijo indignado uno de los padres de familia inconformes, Mario Gutiérrez.
AUDITORÍA
A causa de esta situación, Gutiérrez junto a otros padres de familia, durante la reunión, solicitaron inmediata auditoría económica a la Apafa.
La revisión de cada uno de los gastos realizados durante el 2016, es a los S/ 48 mil 363 de los S/ 48 mil 591 de ingresos que tenían disponibles.
Entre los montos dispuestos que más llama la atención, figura la compra de 60 sillas y 90 mesas metálicas con 15 mil 900 soles.
Los cuestionamientos están dirigidos también a que la Apafa se dedicó solo a gastar los recursos económicos y no a gestionar, por ejemplo, la compra de medicamentos se pudo evitar si se hubiera realizado un convenio con el Ministerio de Salud (Minsa).
“No ha habido nada de gestión, todo fue gasto y en qué… la nueva Apafa tendrá que hacer la verificación de todo esto”, añadió Rodríguez.
NUEVA APAFA
Cabe citar que en esta reunión igualmente se conformó el comité electoral para la elección de la nueva Apafa, la misma que se llevará a cabo el 22 de enero.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui