Puno. Los deudos de Andrés Apaza Andrade (79), se encuentran enfadados con el piloto del auto de placa V4Q – 600, marca Hyundai, color azul, modelo i10, cuyo piloto luego de atropellarlo y en lugar de llevarlo a un hospital, lo abandonó y embarcó en un taxi de retorno a su casa.
Eugenio Apaza, hijo de la víctima, contó que su padre Andrés fue atropellado el último viernes por ese irresponsable conductor luego de que su progenitor retornaba a casa tras visitar a sus seres queridos en el cementerio de Yanamayo. “Los vecinos nos dicen que el auto se desplazaba a toda velocidad y que luego de atropellarlo, ellos presionaron para que el chofer lo auxilie y lo lleve al hospital; sin embargo, esto no fue así”, anotó el hijo.
Eugenio agregó que la actitud del piloto es la que causa en ellos gran enfado.
“El chofer en lugar de llevarlo al hospital lo condujo hasta el jirón 4 de Noviembre cerca al puente Santa Rosa donde prácticamente lo abandonó e hizo una especie de transbordo a un taxi, a cuyo conductor le indicó que era su abuelo quien estaba mal y que por favor lo lleve hasta el jirón Vilcapaza 287 del barrio Huáscar”, decía Eugenio.
Los familiares del anciano al verlo malherido lo trasladaron de inmediato al hospital III de Salcedo, donde el paciente luego de una hora, lamentablemente falleció.
Los vecinos que tomaron fotografías, facilitaron el material a la familia de la víctima para hacer el reconocimiento del vehículo y que la policía pueda intervenirlo ya que, como dicen los deudos, el piloto no se hizo presente.
Se presume que el piloto sería un servidor público y que por el momento los deudos no quisieron revelar su supuesto nombre.
“Solo pido a la policía, a las autoridades que tienen que dar con el paradero de este señor irresponsable que en lugar de salvarle la vida a mi papá llevándolo a un hospital, prácticamente lo abandonó. Incluso los vecinos dijeron que el chofer habría estado ebrio

El Abasto

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap