Juliaca. Indignados tras el fallo emitido por el Ministerio Público, de dejar en libertad a un sujeto tras ser acusado de ultrajar a una menor de 14 años, sus familiares llegaron al atrio de la Iglesia Matriz de Santa Catalina para pedir justicia.

CONFESO
Julia Norma Condori Calla (47), entre lágrimas contó que su hija de 14 años fue captada por el confeccionista Rodolfo Zúñiga Flores (40), por el Facebook quien le ofreció un trabajo para embolsar buzos en la habitación que alquilaba en el jirón Atahualpa 520 del barrio Zarumilla.

Fue allí que junto a otro joven y una mujer le hicieron tomar un jugo “Tampico” en donde le habría puesto presuntamente una gragea de diazepam que la dejó inconsciente.
Cuando la menor, de iniciales M.A.A.C. (14), despertó se percató de que había sido ultrajada por Zúñiga Flores, de quien logró escapar, llamando a sus familiares.

Además, Yaneth Apaza Condori dijo, “encontramos a mi hermana inconsciente, cuando fuimos a buscar a este monstruo a su casa ya todos nos decían que tenía problemas. Él confesó ante la policía, y el médico legista haber abusado de mi hermana encima sin preservativo, pedimos que este sujeto sea llevado a un penal ya que no sería la primera vez que ultraja a una menor. Mi hermana está en shock, no come, no duerme el último sábado intentó quitarse la vida. Si mi hermana muere estas malas autoridades tendrán la culpa de ello”, finalizó. Cabe señalar que el caso fue llevado por el fiscal Yober Chaiña Mamani y donde el confeccionista se defendió de las acusaciones presentándose con tres abogados, mientras los padres de la menor solo llegaron la audiencia con el defensor de oficio.y

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui