Paucarpata. El estudiante de soldadura Julian Gonzalo Calachúa Sánchez (21) confesó haber matado al obrero Walter Chaiña Condori (43). Dijo que está arrepentido por lo sucedido, pero en su declaración a los detectives de homicidios del Depincri contó que empujó al obrero, quien le intentó cortar con un pico de botella rota.
El hecho ocurrió a las 9 horas del domingo, frente a la casa de Chaiña, ubicada en la calles Los Alpes 309 de Miguel Grau, en Paucarpata.

.
Como se recuerda, ese día, el finado, su esposa Zenaida Vilca (47) y sus vecinos, bebían cerveza, hasta que su vecina Grace Chahuayo (22) se unió al grupo junto a Calachúa e Ismael Frisancho (22). Luego Frisancho le había faltado el respeto a la señora Vilca. Así se inició una gresca. Frisancho cogió una silla, mientras Chaiña, con un pico de botella rota, intentó defenderse. En el altercado Calachúa salió en defensa de su amigo y empujó al obrero, que cayó de cabeza al piso y murió.

.
Tras la tragedia los amigos se fugaron. La Policía, tras entrevistar a testigos del hecho, ubicó a Calachúa Sánchez, en la madrugada de ayer. Deambulaba frente al colegio San Pedro Circa, en la Av. Jorge Chávez, en Paucarpata.
Tatiana Cárdenas, fiscal de Paucarpata, investigará a Calachúa por el delito de homicidio simple, mientras su amigo quedó en calidad de testigo.

.
Por este delito, el acusado podría recibir entre 8 y 25 años de cárcel, dependiendo el pedido de la fiscal.

.

Edición digita

Canal Universal