Cercado. Los pobladores de Yarabamba se entusiasmaron a principios del 2012 cuando la entonces alcaldesa distrital Celia Torres Valdivia anunció que pondría agua potable y alcantarillado en todo el distrito.

.
En medio de una cuestionada gestión, Torres impulsó esta obra denominada “Mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado de Yarabamba”.

.
Pero dicho proyecto no tenía código SNIP. “Esa obra nunca se construyó, y por el contrario, la anterior gestión le pagó a la contratista la suma de S/ 2 millones 750 mil”, acusó el actual alcalde Tomás Delgado López.

.
Serio perjuicio

.
Torres Valdivia completó su periodo edil a fines del 2014, y esa prometida obra nunca se concretó, como confirmó el actual alcalde Delgado.

.
No obstante, el perjuicio económico que causó a la comuna es motivo de una investigación preliminar a nivel de Ministerio Público.

.
Los hechos irregulares no pasaron desapercibidos para la Contraloría Regional de Arequipa (Ex Oficina de Coordinación Regional Sur).

.
En el informe de auditoría 360-2016-CG (periodo evaluado: del 1 de enero del 2014 al 31 de diciembre del 2014), funcionarios regionales del ente contralor hicieron dos observaciones tras una serie de inconsistencias comprobadas y presuntos ilícitos.

.
Pagos sin sustento

.

Según el informe, los funcionarios del municipio de Yarabamba dieron conformidad a un presupuesto adicional al expediente técnico sin la opinión del supervisor de obra, y sin la disponibilidad del terreno para la ejecución de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR).

.
“(…) pagaron la valorización del adicional sin que se haya ejecutado trabajo alguno, permitiendo que se cancele al contratista la suma de S/ 2 millones 148 mil por prestaciones no ejecutadas”, señala el informe.

.
Terreno innecesario

.
La Contraloría también detectó que la comuna compró un terreno en el sector “La Banda-Chavarría” por S/ 38 mil para ejecutar la PTAR, mediante adquisición directa, aun cuando en el expediente se determinó que dicha planta estaría ubicada en otro lugar.

.
“Allí está ese terreno, de propiedad del municipio, pero que no se utiliza porque no se necesitaba”, cuestionó Delgado.

.
Para dicha compra, tampoco se hizo un estudio de mercado que determine un valor referencial del terreno, ni mucho menos el procedimiento de exoneración del proceso de selección que correspondía.

.
Celia Torres no contestó las llamadas telefónicas de este diario, pero trascendió que ella y 5 funcionarios de su gestión ya fueron denunciados por los supuestos ilícitos en este proyecto.

.

fleming

Edición digita

Publicidad