Entre las disposiciones más resaltantes del Decreto Legislativo N° 1336 están los “requisitos” para culminar la formalización, los cuales se reducen a tres: la primera, es la presentación de un nuevo instrumento ambiental, denominado Instrumento de Gestión Ambiental para la Formalización de Actividades de Pequeña Minería y Minería Artesanal (Igafom).

La segunda se refiere a la acreditación de propiedad o autorización de uso de terreno superficial; y la tercera, a la acreditación de la titularidad, contrato de cesión o contrato de explotación respecto de la concesión minera. De igual forma, se estableció a favor de los sujetos en formalización, el derecho de preferencia sobre áreas de concesiones mineras que fueran reducidas o canceladas, el otorgamiento de derechos mineros en áreas de no admisión de petitorios (ANAP) y la acreditación de la condición de pequeño productor minero o productor minero artesanal a aquellos sujetos que cuenten con un IGAC o Igafom debidamente aprobado o que acrediten haber suscrito contrato de cesión o explotación con los mineros que figuren en el Registro Integral de Formalización.

También se dispuso la creación del sello “Oro formal, Oro Peruano”, con el cual se busca incentivar la compra de oro a los sujetos que forman parte del proceso de formalización minera integral. Para el titular de la DREM, Miguel Rodríguez con esta norma a minería ilegal lo tocan como delito, además solo con una declaración jurada se puede determinar que no hay restos arqueológicos.

 

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral