Puno. Dieciséis comuneros de la comunidad campesina de Chambalaya Arriba, que está ubicada en la jurisdicción del distrito de Pisacoma, provincia de Chucuito -Juli, fueron denunciados por el presunto delito de usurpación agravada y daño agravado por la familia Navarro.

.
En mérito a este proceso judicial, los imputados arribaron ayer junto a las autoridades e integrantes de la comunidad hasta el Juzgado Penal Unipersonal de Desaguadero para defender su territorio, cuyo litigio es de 19 hectáreas y según ellos fueron arrebatados por la familia mencionada.

.
La audiencia de continuación de juicio oral la dirigió el juez Marco Antonio Ticona Miranda, el ambiente quedó reducido, prácticamente los pasillos de la institución fueron copados por los comuneros que se trasladaron desde aquella zona lejana, los mismos que indicaron que hasta darían su vida, debido a que su territorio es sagrado y que tiene vida.

.
LA DEFENSA
El abogado Gerbert Huanca, especialista en derecho de los pueblos indígenas por la Comunidad Andina de Juristas, exige al fiscal responsable el retiro de la acusación fiscal. Por otro lado, al juez, la implantación y la aplicación inmediata del convenio 169 de la OIT además la absolución del total sus patrocinados. “Ello en mérito que el día de hoy hemos demostrado que la denunciada Maritza Navarro ha pretendido sorprender a la autoridad al señalar que tienen 120 (has) de propiedad y posesión.

.

Pero ello es absolutamente falso, debido a que la escritura de 1991 hace referencia al tracto sucesivo, a las compraventas de 1950 (donde no se transfiere ningún área) y en el de 1962 (solo se transfiere 18 has); en consecuencia, nunca tuvieron el derecho de propiedad y posesión de 120 has. Además, los documentos que sustentan nuestra posición son el acta de definición de colindancia de 1976 firmada entre la comunidad y el padre de la denunciante, la resolución jefatural de 1978 y inscripción en Sunarp en 1994 del total área acredita que las 19 Has que pretenden despojarnos, son de la comunidad que datan de tiempos inmemorables.

.
Por todo ello, la Corte Interamericana de Derecho Humanos señala que en caso de conflictos de propiedad privada y propiedad comunal, siempre ampara a esta última por tener un uso colectivo y un valor espiritual, criterio que por aplicación del convencionalidad vincula al Estado peruano.

.
Finalmente, la denunciante que concurrió a la audiencia no quiso brindar ninguna declaración a los medios sobre el caso”.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad