Yanahuara. Oficialmente, ayer, en horas de la mañana, el general PNP Wálter Ortiz Acosta asumió la dirección de la Novena Macrorregión Policial.

.
Y tras reunión de comando, señaló que repotenciará las unidades de investigación para el control de las invasiones, siguiendo muy de cerca el actuar de los traficantes de lotes que han visto en la ilegalidad un negocio redondo, aprovechándose de la necesidad de vivienda de miles de familias en la región arequipeña.

.
500 policías más

.
Detalló que la labor de los grupos de inteligencia será reforzada para detectar a las personas que inciten a la violencia y detener a los traficantes de terrenos.

.
Sostuvo que en dos meses, las comisarías de las regiones Arequipa, Tacna y Moquegua serán reforzadas con 500 policías más.

.
“Durante estos años se ha sacado personal de las comisarías para crear nuevas unidades de inteligencia y se ha desabastecido a las dependencias policiales. Vamos a corregir ese error”, dijo Ortiz, asegurando que tales unidades no serán desactivadas y, por el contrario, las comisarías serán reforzadas, principalmente con los egresados de las escuelas policiales.

.
Primeros trabajos

.
El nuevo jefe policial llegó a Arequipa ayer en la mañana. Y como primer acto, se reunió con todos los oficiales de la ciudad. Posteriormente lo hizo con los periodistas de Arequipa.

.

Como acción principal, señaló que trabajará con los policías para fortalecer el vínculo amistoso que se debe tener con la población.

.
Sostendrá reuniones con los comités de seguridad ciudadana y municipalidades para intensificar los operativos y patrullajes integrados en todos los distritos de la macrorregión.

.
Se comprometió a erradicar los actos de corrupción, sobretodo el cobro de coimas que realizan algunos malos policías de tránsito.

.
“Las leyes son claras; no solo el policía, también el ciudadano que coimea a un policía será denunciado penalmente. Queremos sacar a los malos elementos que le hacen daño a la institución”, exclamó.

.
Desactivaron unidad

.
Cabe resaltar que la unidad de control de invasiones existente en Arequipa contaba con 70 policías asignados, pero fue desactivada en setiembre del año pasado para reforzar comisarías ante la falta de efectivos policiales y por las bajas de personal que fueron realizadas por el Ministerio del Interior.

.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad