El sector de La Rinconada se ha convertido en tierra de nadie, porque los crímenes y atracos están a la orden del día. Esta vez, un grupo de delincuentes provistos de arma de fuego asaltaron a tres mineros en el sector ubicado entre las concesiones San Andrés y Santa Ana, en el centro poblado La Rinconada.
Los obreros salían de una bocamina siendo sorprendidos por sujetos vestidos con atuendo minero. Ante la alerta de las víctimas, los malhechores dispararon a quemarropa. El proyectil hirió a Huber Hancco Alanoca (21) en el muslo izquierdo.

Berly, hermano menor del baleado, de 19 años, recibió una fuerte golpiza ya que intentó auxiliar a su hermano. Los maleantes le ocasionaron lesiones graves en la cabeza; igual suerte corrió su padre Domingo Hancco Titi (55) a quien golpearon en uno de los hombros.
Los trabajadores mineros fueron despojados de sus pertenencias, como celulares, equipos de protección personal (lámpara, correa, respirador,) y equipos de trabajo (cuña y martillo) y el oro que horas antes extrajeron del socavón bajo modalidad de “cuñaqueo”.

El atraco se produjo al promediar las 22:00 horas, y luego del asalto, los mineros quedaron a oscuras. Ante los gritos y pedidos de ayuda, sus colegas los auxiliaron trasladando al herido hasta el centro de salud de La Rinconada.
Según la denuncia de los agraviados, cuando fueron a dar parte a la delegación policial, los efectivos no les hicieron caso, arguyendo que no había personal para realizar la constatación, pero por exigencia de la muchedumbre tuvieron que ir al lugar.
“Cuando nos acercamos a la policía, nos dicen que han enviado documentos a la Corporación Minera Ananea, demás cooperativas y operadores, y que no participamos en la formación de rondas vecinales. Eso no es cierto, solo envían papeles, no nos atienden”, denunció un minero.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad