¡Triste! El humilde albañil que se gana la vida haciendo trabajos eventuales de acabados finales de viviendas, identificado como Eusebio Checalla Vilca (56), ayer en la mañana sufrió una aparatosa caída del andamio de construcción que lo llevó de emergencia al hospital regional Manuel Núñez Butrón diagnosticándole Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) grave.

Según referencia de los vecinos, quienes lo auxiliaron hasta el nosocomio puneño, Eusebio se encontraba haciendo trabajos de construcción (tarrajeo), en una de las viviendas ubicada entre las calles de las manzanas “N” y “H” de la urbanización Simón Bolívar, a poca distancia del centro médico del sector.

Checalla habría pisado en falso y perdió el equilibrio, cayendo sobre la calle de concreto, golpeándose la cabeza. En el lugar del accidente, específicamente en la vía pública se pudo ver gran cantidad de sangre derramada y seca y, al parecer, el lugar fue baldeado por los propietario de la vivienda para quienes trabajaba el obrero.
“Solo vimos que se cayó, no sé cómo fue, lo único que puedo asegurar es que se golpeó la cabeza fuertemente. Tocamos la puerta de la casa donde laboraba pero nadie abrió”, contó uno de los testigos, tras mencionar que ni un solo taxista quiso trasladarlos junto al herido.

No obstante sostuvieron que en la urgencia de que Eusebio sea atendido, lo llevaron a la posta de Simón Bolívar, donde el personal médico le restó importancia ignorando el auxilio que pedía el albañil.
Se supo que el trabajador no contaba con los implementos de seguridad, como es el casco. Es necesario mencionar que el albañil se encuentra entre la vida y la muerte; cualquier ayuda será muy valiosa;él se encuentra en el área de Trauma Shock del hospital de Puno.

fleming

Edición digita

Publicidad