Puno. Vecinos del barrio 1 de Mayo del sector de Anicho, se encuentran muy preocupados ante la presencia de una jauría de perros salvajes.
En la víspera, las familias de dicho sector, dejaron atados a sus corderos pastando en sus respectivos campos de cultivo, pero grande fue la sorpresa al encontrar a sus ovejas muertas, alguna de ellas solo se veía la mitad del cuerpo y otras solo el cuero, lo que demuestra que no solo fue uno o dos perros salvajes sino que serían una jauría de aproximadamente 10 perros, los mismos que viven de la parte alta de un cerro que colinda con el Camal Municipal.
Algunos testigos manifestaron que no es la primera vez que pasa tal hecho, ya que en meses anteriores sucedió lo mismo, por lo que tuvieron que ser eliminados; sin embargo, ahora nuevamente aparecen convirtiéndose en un serio peligro para los comuneros y animales que se crían en dicho sector.
“Estos perros suelen bajar de los cerros para alimentarse de los desperdicios que existe en el camal”, adujeron.
En otro momento otro vecino dijo que a las autoridades del sector salud y municipio no les importa lo que sucede en los barrios urbano marginales donde pululan gran cantidad de perros vagos, poniendo en riesgo a la población.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral