Teniendo en cuenta la gran afluencia de público que asiste a las piscinas este verano, EsSalud advirtió que la permanencia prolongada de niños en piscinas con aguas estancadas podría provocar otitis (infección a los oídos).

.
Los médicos especialistas dicen que la otitis externa, también llamada otitis del nadador, es muy frecuente en verano y consiste en la inflamación del conducto auditivo externo, causada con frecuencia por el agua retenida en el oído tras bañarse o nadar.

.

¿Qué hacer?

.

Para prevenir estos problemas, recomiendan a los padres secar bien los oídos de sus niños cuando salgan del agua, con un paño fino o toalla, envolviéndola en el dedo meñique.

.

Dejó en claro que se debe evitar el uso de hisopos de algodón y que no se debe introducir ningún objeto en el conducto auditivo.

.

En personas propensas a padecer otitis externa se puede utilizar secador de pelo a temperatura baja y a varios centímetros del oído.

.

Es necesario verificar que estas tengan un sistema de agua corriente, es decir, un ingreso y una salida de agua simultánea, de modo que esta no permanezca estancada por mucho tiempo.

.

 

Tinajani2017
El Abasto

Edición digita

El abasto2