En dos meses las regiones de Arequipa, Tacna y Moquegua serán beneficiadas con gas natural, mientras que Puno vuelve a ser relegado debido a la disolución del contrato de la ejecución del Gasoducto del Sur Peruano (GSP). Además, amañadamente el Estado habría concesionado el permiso para importar gas boliviano a una empresa privada.
Según las declaraciones del congresista Edilberto Curro, el Gobierno no permite que la región Puno sea beneficiada con el GLP boliviano porque se habría concesionado este poder a la empresa Sol Gas, que según la investigación del parlamentario, estaría vendiendo este producto de manera desleal.

PRECIOS DESIGUALES
El balón de GLP de bolivia de 10 kilogramos cuesta en promedio S/ 8, por lo que la empresa debería de comercializarlo a un precio no mayor de 15 o 20 soles; sin embargo, el GLP en esta parte de la región, sigue manteniendo el valor del mercado nacional, por lo que el funcionario apunta a que existiría un amañado convenio con dicha empresa; ello lo motivará a visitar Bolivia en el mes de febrero.

PROYECTO EN CRISIS
Por otro lado, el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, hoy culminará la ejecución del GSP, el cual volverá a ser licitado en un proceso de subasta, por lo que se estima que el 70% de ejecución restante se prolongue en un plazo mayor a dos años, mientras que las regiones de Arequipa y Moquegua ya serán beneficiadas con este recurso.

fleming

Edición digita

Publicidad