Miriam Delgado estuvo encadenada bajo el fuerte sol unas cuatro horas.

Gregorio Albarracín. La comerciante ambulante Miriam Delgado Chahuarez (50), natural de Puno, fue desalojada hace cuatro días del espacio que ocupaba para vender discos compactos y se encadenó ayer a un poste para protestar.

.
Su puesto queda en la intersección de las avenidas La Cultura y la prolongación de la calle Cristóbal Colón, frente al mercado Santa Rosa, donde vendió discos los últimos ocho años, siendo el único sustento de sus tres hijos, el mayor de ellos de 18 años de edad con síndrome de Down.

.
El problema es que el puesto de Miriam Delgado se ubica en el mismo lugar que un paradero de mototaxis de la empresa Bajajar, que renovó su permiso municipal para instalarse desde junio de 2016, fecha en que según la comerciante, empezaron los hostigamientos contra ella.

.
Según la vendedora, hace cuatro días el municipio la reubicó siete metros lejos de su puesto, donde hay una zona de estacionamiento y los vehículos se estacionan antes de que ella llegue al lugar empujando su mercadería en una carreta, eliminando cualquier posibilidad de trabajar desde ese día. Por otro lado, unos quince vecinos de la asociación San Francisco firmaron un memorial dirigido al municipio distrital, manifestando su rechazo a la instalación del paradero de las mototaxis.

.
El memorial entregado el 13 de enero del presente año, dice que las mototaxis obstaculizan el estacionamiento de los autos de los vecinos y que crean peligro de accidentes de tránsito al estar en una esquina donde circulan buses de transporte público.

.
Los vecinos piden el retiro de las mototaxis y su traslado a una zona con mayor seguridad. Ayer, durante el encadenamiento de Miriam Delgado, unas 20 personas salieron de sus casas para apoyar a la conocida vendedora de discos compactos.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad