El escándalo de Odebrecht, en el que está involucrado el expresidente de la República, Alejandro Toledo, al recibir una coima de 20 millones de dólares, es un hecho realmente gigantesco de corrupción y nunca más debe repetirse, consideró el congresista de la República, Alberto Quintanilla Chacón.

La justicia peruana debe aplicarse con la captura y detención de Alejandro Toledo, después seguirán otros presidentes, avizoró el también excandidato a la presidencia del Gobierno Regional de Puno.

INTEROCEÁNICA
Asimismo, se pronunció sobre las obras sobrevaloradas de la Interoceánica de los tramos II, III y IV, donde contrataron a empresas puneñas para la ejecución de los mismos, con lo que la corrupción alcanzó al altiplano puneño. Quintanilla cuestionó la modalidad de los contratos realizados con las empresas, como son las obras por impuestos ya que son los más vulnerables a la corrupción.

Bajo ese contexto dijo que la actividad política debe ser entendida como un servicio, como colectivo y no individual, además con propuestas y no improvisaciones. Sobre la corrupción de Odebrecht, también se pronunciaron las autoridades de la región Puno.

fleming

Edición digita

Publicidad