La gestión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quedó en medio de una polémica por el pedido de la Fiscalía para que se investigue si su campaña recibió aportes de la empresa constructora Odebrecht, algo que el gobierno desmintió de modo contundente.

.

El anuncio del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, de que pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) que investigue la supuesta entrada de ese dinero en la campaña “Santos Presidente-2014”, cayó como una bomba en la política colombiana y motivó una respuesta inmediata de la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, que acusó a la oposición uribista de estar detrás de las acusaciones.

.

“La Presidencia solicita a las autoridades competentes que adelanten todas las investigaciones necesarias para establecer la verdad sobre esta nueva acusación temeraria”, afirmó el secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, en la sede gubernamental.

.

El fiscal Martínez dijo que un millón de dólares pudo haber ingresado a la campaña de Santos por medio del exsenador Otto Bula, detenido el pasado 14 de enero por su implicación en el escándalo de los sobornos de Odebrecht.

.

.

Edición digita

Canal Universal