Puno. A través de una emisora de alcance regional, el gerente regional de Desarrollo Social, Javier Gabriel Amaru Sucasaca Quispe, reveló que la Dirección Regional de Salud (Diresa) Puno en el 2016 despilfarró 70 millones de soles destinados para la reducción de los elevados índices de anemia y desnutrición. Apuntó que tras una evaluación, se evidenció que los indicadores en torno a esta problemática de salud no mejoraron. “La Diresa el 2016 ha manejado 70 millones de soles pero no hay resultados. Yo ya pedí que se me informe sobre el particular documentadamente”, dijo.

.
Señaló que este tema será puesto de conocimiento incluso en el próximo directorio del Gobierno Regional Puno (GRP). “Estamos recabando más información para exponerlo en el directorio”, refirió.

.
EN EMERGENCIA
Propuso que los altos niveles de anemia y desnutrición en la región deben ser declarados en emergencia a fin de trabajar multisectorialmente con sectores como Educación y Agricultura.

.
Igualmente, sostuvo que existe la necesidad de invertir en cuanto a infraestructura y personal, puesto que ciertamente no hay las condiciones necesarias para afrontar esta problemática.

.
“No ha habido un trabajo planificado… tenemos que tener un plan de trabajo para erradicar estos males… a nivel nacional estamos liderando los índices de estas enfermedades, si continuamos así, cómo serán nuestros niños a futuro”, se preguntó.

fleming

Edición digita

Publicidad