Uchumayo. La municipalidad distrital de Uchumayo se asemeja a una agencia de trabajo para la familia de algunos funcionarios ediles. Desde los tíos del alcalde Gilmar Luna Bóyer hasta el hermano del regidor Félix Calderón Aranibar laboraron en esta comuna.

.
A pesar de ello, no procedió el pedido de vacancia solicitado por la pobladora de Congata Lily Salguero Peñaranda. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ordenó debatir el tema tras admitir el trámite en enero último.

.
Los cinco regidores, en silencio, con la cabeza agachada y sin sustentar debidamente su voto, levantaron la mano unánimemente para rechazar la vacancia contra Luna Bóyer y Calderón Araníbar por contratar a sus familiares en el municipio.

.

Lily Salguero, promotora de vacancia, llegó tarde a sustentación.

..

CÍRCULO DE FAMILIARES

.
Carlos Alberto Chicata Camacho, tío de Luna Bóyer, labora como supervisor de mantenimiento de maquinaria en la comuna desde el 2016. Su hermano, César Chicata Camacho, hijo de María Camacho -tía abuela de la primera autoridad-, trabajó como oficial de construcción en la obra del parque El Trébol en julio del año pasado.

.
El Art. 22 de la Ley Orgánica de Municipalidades contempla el nepotismo (contratar familiares) como causal de vacancia para un alcalde.

.
El abogado municipal Jorge Sumari aclara que un burgomaestre debe encontrarse en el 4to grado de consanguinidad o 2do de afinidad respecto al familiar contratado, para incurrir en este delito.

.
Si bien al edil no le correspondería la vacancia, existe un tema moral; el de favorecer a sus familiares aprovechándose de un cargo, sostiene el especialista.

.

La promotora de la vacancia, Lily Salguero Peñaranda, argumentó que los hermanos Chicata se encuentran en el tercer grado de consanguinidad. Luna Bóyer admitió que sus tíos laboraron en la comuna y se defendió alegando que son de quinto grado de consanguinidad. Solo por una generación, lo que lo podría salvar.

.
“No puedo negar que son mis tíos. Sin embargo, teniendo en cuenta el grado de parentesco, se tiene que dichas personas se encuentran en quinto grado de consanguinidad, y no dentro del tercer grado, como erradamente señala Lily”, expuso el burgomaestre.

.
De igual forma, el regidor Félix Calderón Araníbar se salvó de la vacancia, pese a que su hermano Joe Calderón trabajó en la municipalidad en abril de 2016.

.
El concejal argumentó que el 10 de mayo visitó la obra del parque El Trébol y se dio con la “sorpresa” de que su hermano estaba trabajando de almacenero.

.
Al día siguiente, el regidor solicitó al área de Recursos Humanos retirar a su hermano. A través del informe 042-2016, la comuna le rescindió el contrato.

.
Los 5 regidores de la comuna rechazaron la vacancia tanto para el alcalde como para el regidor. “Era algo que esperaba; los regidores no fiscalizan. Voy a apelar al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en Lima”, señaló Salguero Peñaranda.

.

 

Luna Boyer, luego de la sesión, dio un “balconazo” en señal de victoria.

.

.

EXTRAÑOS GERENTES

.
Otro de los argumentos para la vacancia fue la contratación de cuatro funcionarios que no cumplirían los requisitos para el cargo.

.
El alcalde justificó su actuar señalando que las designaciones fueron encargaturas y no gerencias. Además, mencionó que “el incumplimiento del perfil no resulta para el funcionario una forma de quitarle posibilidad de ocupar un puesto”.

.
Sin embargo, los documentos develan que la versión del edil no es cierta.

.
En el caso de Zalmira Vira de Villafuerte, una de las observadas, Luna Bóyer dijo que la nombró como encargada, pero la resolución (ver foto) dice que se nombró como gerente de Servicios Comunales el 16 de junio de 2015. Percibió un sueldo de S/ 2.500 hasta el 31 de octubre de ese año y hasta ahora sigue en el puesto.

.
La promotora de la vacancia exige que devuelva los 42 mil 150 soles que cobró, porque el cargo amerita un profesional titulado.

.
El currículum de la funcionaria señala que cuenta con el grado de bachiller en Ciencias de la Comunicación, especialidad alejada del rubro en el que ejerce sus funciones.
Otros funcionarios observados son Julio César Otazú López, por su designación como procurador municipal; Gilda Alcázar de Abril, encargada de gerencia de Desarrollo Social, por vacaciones de Olinda Chire Andía.

.
También involucraron a Miguel Zegarra López, encargado de Administración Tributaria; y Walberto Chilo Monroy, como exencargado de Servicios Comunales. Ellos no contarían con el perfil requerido para el puesto que ocuparon y ocupan.

.
“Rechazo rotundamente las acusaciones de la peticionaria de la vacancia. No tienen asidero ni fundamento legal, sin medios probatorios y apreciaciones subjetivas”, señaló en su defensa Luna Bóyer. Luego salió al balcón de la comuna para saludar a un grupo de moradores que celebraban el apoyo incondicional de su plana de regidores.

.

El Abasto

Edición digita

Canal Universal