Tres menores de edad fueron rescatados de los locales de venta de comidas de anticuchos ubicados en la intersección de la Av. San Martín con Av. Progreso, en Miraflores.

.
Los tres menores, que trabajaban como “jaladores”, fueron intervenidos a las 19 horas de ayer, tras un megaoperativo de protección al menor. La fiscal de Prevención del Delito Cecilia Ampuero, policías de Familia, miembros del Departamento Especial de Trata de Personas, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral, policías y serenos de la comuna encontraron a los adolescentes arriesgando su vida al cruzar la vía en busca de clientes. Fueron derivados a la comisaría de Miraflores para su disposición a la Fiscalía de la Familia.

.
También sancionaron a los locales por no contar con carné de sanidad y tener menores de edad trabajando sin contar con registro alguno, procediéndose a aplicarles una multa del 80% de una UIT.

.

Yura

Edición digita

Canal Universal