Cercado. El arzobispo de Arequipa, monseñor Javier del Río Alba, exhortó al sacerdote José Carranza Chavesta a que se ponga a derecho y se entregue a la justicia. Es que el cura está prófugo luego de que el Poder Judicial dictara una orden de prisión preventiva por 9 meses en su contra.

.

Al religioso lo acusan del delito de actos contra el pudor en agravio a un menor de edad. Ahora la justicia ha dispuesto que esté en prisión mientras duren las investigaciones.  “En estos casos lo mejor es entregarse a la justicia. Es la mejor manera de que se siga el proceso. Él asegura que no ha cometido el delito que se le imputa y qué mejor forma que presentarse a la justicia y que se le siga el proceso, y que al final la justicia pueda determinar (su responsabilidad)”, exhortó monseñor, quien se mantuvo en contacto con el investigado hasta el lunes 6 de febrero.

.

Carranza Chavesta fue denunciado a la Fiscalía por los padres de un estudiante de 12 años por presuntamente tocarle las nalgas a fines de noviembre de 2016. Él ejercía la docencia del curso de educación religiosa en la Gran Unidad Escolar Mariano Melgar. Sin embargo, Carranza Chavesta tendría antecedentes, también por manoseos. Según monseñor Del Río, la Fiscalía comunicó que hay una denuncia más.

.

“Nosotros estamos colaborando estrechamente con la Fiscalía y a raíz de lo sucedido con este niño esto ha trascendido. Una madre de familia le cuenta esto a una amiga y esta amiga le dice que yo sé de un caso de hace muchos años”, apuntó.

.

Esta semana el Arzobispado elevará el informe preliminar del caso a la Santa Sede para iniciar un procedimiento administrativo sancionador contra el párroco, quien está impedido de ofrecer misas, bautizos y otras acciones sacerdotales.  En el informe preliminar se determinó que hay indicios de que la denuncia es verosímil. De determinarse responsabilidad en José Carranza se le suspendería por 5 años o separaría de la Iglesia.

El Abasto

Edición digita

Canal Universal