Paucarpata. Mediodía del lunes en la Asociación de Vivienda El Malecón Chorrillos, uno de los sectores más olvidados del Pueblo Joven Miguel Grau del distrito de Paucarpata. El sol calcinante de las doce aviva el olor putrefacto que sube de la torrentera paralela a la calle Huáscar. Apenas 4 metros separan el lecho de 15 casas: sus habitantes, unas 50 personas, soportan el hedor hace 5 años.

.
El mal olor es causado por las aguas servidas que desembocan en el cauce de la torrentera. Son desechos que se extienden a lo largo de unos 100 metros y que arrojan las mismas familias que viven metros más arriba.

.
El problema empezó en 2009, cuando el exalcalde de Paucarpata Justo Mayta Livisi inició la instalación de desagüe para la zona. Pero la obra no se culminó y lo poco que se hizo tiene deficiencias.

.
En el proyecto se debía invertir 645 mil soles, según el Ministerio de Economía y Finanzas: se debía construir un muro de contención de concreto armado para la red de desagüe, paralela al cauce de la torrentera, y un muro de protección. Ninguno de los muros se construyó.

.

.

.
Lo que sí se hizo es un buzón matriz, al otro lado de la torrentera, frente a las 15 familias, pero que cuando fue probado tenía tantas fisuras que nunca se llegó a usar.
Sedapar no recibió la obra.

.
Por eso, las conexiones de desagüe que se instalaron en los hogares de la zona nunca fueron conectados al buzón matriz.

.
Además, la tubería que debía cruzar la torrentera a través de un puente aéreo no se reforzó con una estructura metálica. Por eso, ahora está casi destruida.
Se suponía que la obra debía beneficiar a 1,400 personas de El Malecón Chorrillos.
“Y como nunca funcionó este desagüe, pues decidimos instalar nuestros desagües a la torrentera. ¿Qué íbamos a hacer pues?”, dice Magnolia Gómez, una de las pobladoras del lugar.

.
Sus otros 12 vecinos hicieron lo mismo. También lo hicieron – asegura Magnolia – porque usaron silos durante 38 años. “Ya no había más espacio para silos, teníamos que poner nuestros desagües a la torrentera”.

.
El representante de la asociación, Jorge Chura, asegura que en varias oportunidades han pedido al alcalde Luis Cornejo Nova que termine la obra. “Pero no nos responde. Son 8 años que hemos pedido que lo terminen. No quieren terminar la obra porque es de otra gestión, hasta los pueblos jóvenes tienen servicios básicos”, se queja, molesto.

.
Pero el alcalde Cornejo asegura que no existen intereses políticos de por medio. Por el contrario – arguye – es Sedapar la que no les comunica qué observaciones de la obra deben solucionar para continuar con el proyecto.

.

.

.
“Se ha enviado la documentación necesaria a Sedapar, pero por los cambios que existían de funcionarios no obtenemos respuesta hasta ahora, el problema es con Sedapar”, asegura.

.
Pero el gerente de Desarrollo Urbano de Paucarpata, Gian Carlo Huerta, admitió desconocer el proyecto porque “le corresponde a una gestión anterior”.

.
A decir de la regidora de minoría de la comuna Clara Salinas, desde el año pasado solicitó una reunión con Huerta para buscar una solución al problema, pero el funcionario no les atiende.

.
“No existe interés para solucionarlo”, lamenta.

.
DENUNCIARÁN A ALCALDE

.
El directivo Jorge Chura advierte que podrían denunciar al alcalde Cornejo y sus funcionarios por el delito contra la salud pública y omisión de funciones ante la Fiscalía Especializada en Materia del Medio Ambiente. “Si no cumple con concluir el proyecto, vamos a denunciarlo. Ya muchos alcaldes se han burlado de nosotros, solo queremos que concluyan la obra y Sedapar pueda administrarla”, exige.

.
Es que los vecinos no solo arrojan sus aguas servidas a la torrentera, sino también basura. Es un foco donde conviven cientos de ratas y enjambres de moscas y otros bichos nocivos.

.
El lugar hace mucho que es un foco infeccioso que pone en riesgo la salud de los pobladores. Los médicos del centro de salud de la zona, ubicado a dos cuadras de la torrentera, reportan que los casos que más atienden son por enfermedades gastrointestinales.

.
“Las ratas ingresan a las viviendas, no es posible que nos dejen en abandono, no vienen a recoger la basura de esta zona”, se quejan otros vecinos del poblado.

.
El gerente de Servicios Públicos del distrito, Juan Gómez, asegura que las compactadoras del municipio recorren la zona dos veces a la semana. “Pero los vecinos siguen echando su basura a la torrentera. No hay excusas; no se dan cuenta que ellos mismos están atentando contra su salud”, arguye.

.
Mientras tanto, al hedor nocivo que invade El Malecón Chorrillos se suma la indiferencia del municipio de los Andenes Floridos.

.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Canal Universal
Anuncia aqui
Via Whatsaap