Puno. Nuevamente la Unidad de la Policía de Carreteras se ve envuelta en un escándalo por un supuesto robo y venta de combustible. Esta vez, fuentes anónimas sindican a un oficial de vender la dotación de gasolina a una grifera clandestina en la localidad de Mazocruz, zona alta de El Collao-Ilave.

.
Un video al que accedimos compromete al capitán PNP César Pacheco Vargas, de la Unidad de Carreteras Mazocruz, ya que la mujer que comercializa el combustible en su domicilio admite que este le ha vendido y reclama que le deben los envases (bidones).

.
En la grabación, que data de hace un par de semanas, se escucha a la mujer en polleras, cubierta con mantón, confirmando la compra para después, porque en el momento no dispone de galoneras vacías.

.
No tengo bidones… Cinco bidones le he prestado, dice la mujer.

.
¿Pero el capitán no te ha traído para vender?, pregunta un varón.

.
Ha traído pe, pero después se ha vuelto en la misma… En la comisaría me lo han hecho cambalache, otros bidones me han entregado.

.
Según fuentes anónimas, en este sector existen 4 patrulleros, que son las últimas camionetas Toyota Hilux que llegaron a la región en diciembre. Estas habrían abastecido el combustible el pasado 25 de enero. Cada cuatro días reciben 15 galones por vehículo en el grifo “Señor de Huanca” de Ilave.

.
Según nuestra fuente, se ordena el ahorro máximo por unidad, y un promedio de 40 galones se comercializan irregularmente, y solo se usa 20 galones. “Si usan de más, los suboficiales son obligados a abastecer con su plata”, comentó nuestro informante.

.
La grifera paga el galón de gasolina de 90 octanos a 10 soles, es decir, que por cada cuatro días sacarían 400 soles. La irregular venta se hace a plena luz del día.
Sin Fronteras reveló el año pasado que un patrullero que estaba en un taller de Ilave abastecía el combustible como si circulara. ¿Qué fue de ese caso?

.

.

.

.

Yura

Edición digita